Encuentra mas

anuncio

02/02/2012

Sobre defensores y "defensores" de los derechos humanos

Por Robert Vargas/Fuente: Ciudadoriental.org


Santo Domingo Este
.- Cada día está más extendido el repudio de muchos ciudadanos a "defensores" de los Derechos Humanos, sobre todo, por prácticas nada honorables de parte de algunos de estos para favorecer a delincuentes, criminales y asesinos.


El asuntos tiende a empeorar cuando algún abogado usa sus relaciones con esos organismos para tratar como si fueran cuestiones de "derechos humanos" asuntos de su oficina legal particular.


Entre activistas de los derechos humanos de la República Dominicana existe el convencimiento de que algunos personajes que se autodefinen "defensores", realmente son unos negociantes que obtienen amplios beneficios de sus gestiones "de mediación" entre las autoridades y delincuentes.


Hasta se comenta que llegan a cobrar "primas" de hasta 20 mil pesos o más por la labor de "mediación" entre un presunto delincuente y las autoridades.


Usarían sus oficinas de abogados como centro de recepción de posible clientes que luego defenderían amparados en que son directivos "de los derechos humanos".


Así, eventualmente tienden a convertirse en protectores y auspiciadores de presuntos o reales delincuentes y, de paso, desprestigian el duro trabajo de los verdaderos defensores de los derechos humanos.



Esto sin contar con que le hacen una competencia desleal a sus compañeros abogados.



En su entorno, la gente se da cuenta de lo que sucede y tiende a marcar distancia respecto de ellos, aunque cuenten para su protección con organizaciones de larga data quizás confundidas con sus prácticas nada santas.



Es correcto, correctísimo, que un abogado sirva a sus clientes, sean estos personas honorables o vulgares delincuentes.
Pero no parece correcto que el abogado en
 cuestión pretenda beneficiar a su cliente por ser dirigente de uno de esos grupos defensores de los derechos humanos.


El asunto es espinoso. Y es difícil que algún gremio o persona individual se atreva a enfrentar públicamente esas prácticas que desacreditan a los defensores reales de los derechos humanos.


Eventualmente, quien se atreva a ponerlo en evidencia, podría ser acusado ante los tribunales del presunto delito de difamación e injuria.


Quizás el presunto "difamado" tenga ganancia de causa en algún tribunal, pero en su propio entorno, en el barrio en el que  nació y creció, deberá andar con la mirada hacia el suelo porque quizás más de uno lo vea como un potencial o real protector de criminales.



Así es la vida.



PARA VER NOTICIA RELACIONADA HACER CLICK AQUI:

http://vidadominicana.com/index.php?option=com_content&view=article&id=4780:buscan-enfrentar-colegios-de-periodistas-y-abogados-&catid=87:temas-varios&Itemid=267

No hay comentarios.:

Publicar un comentario


_______________________________________
| Comente su opinión sobre el contenido mostrado |
NECESITA UNA CUENTA DE GOOGLE PARA COMENTAR
(sea respetuos@)

anuncio