Uruguay tambien tiene elecciones este domingo y se advierte que ganara la izquierda

Vida
0
MONTEVIDEO.- De la mano del ex guerrillero José Mujica, la izquierda uruguaya está a punto de revalidar su histórico triunfo de 2004 en la segunda vuelta electoral este domingo, a la que llega como clara favorita frente al candidato de la derecha, el ex presidente Luis Alberto Lacalle.

No se esperan sorpresas de última hora, porque los sondeos otorgan al Frente Amplio de Mujica el 50% de los votos frente al 41% del Partido Nacional de Lacalle, que ha logrado el apoyo del Partido Colorado en una nueva alianza de los partidos tradicionales contra la izquierda.

"Salvo una catástrofe, que no veo por ningún lado, la elección está decidida en favor de Mujica", ha afirmado César Mori, presidente de la consultora Equipos Mori, que predijo casi con exactitud los resultado de la primera vuelta.

Y es que el 48% de los votos conseguidos por el Frente Amplio en la primera vuelta frente al 29% de La Calle demuestran el escaso apoyo que tenía la derecha uruguaya.

Mujica promete una política de continuidad

La promesa de Mujica de seguir "la inercia marcada por el Gobierno" el actual presidente, Tabaré Vázquez, ha sido la principal baza de la campaña del Frente Amplio para mantener a sus votantes y convencer a los indecisos.

Los logros económicos del actual Gobierno son el mejor aval para que la izquierda repita en el poder. El crecimiento de la economía y de los salarios, y la disminución del desempleo son algunos de esos logros.

"La gente cree que el país está mejor que hace cinco años y que Mujica va a continuar así", ha aseñalado el sociólogo Luis Eduardo González.

"El sentido común nos dice que si algo funciona, no hay necesidad de cambiarlo", ha dicho el propio Mujica en su último acto de campaña.

Los analistas han previsto que el próximo gobierno estará marcado por las "tensiones internas" y que habrá duros enfrentamientos entre dos visiones económicas muy diferentes.

El Frente Amplio es una coalición de izquierda fundada en 1971, que agrupa a socialistas, comunistas, marxistas-leninistas, socaildemócratas, los ex guerrilleros tupamaros y a los independientes, entre otros.

El brasileño Lula, referente político del Frente Amplio

José Mujica, de 75 años, ha mantenido un perfil más bajo en las últimas jornadas de una campaña, que será recordada por los exabruptos de ambos candidatos y la falta de propuestas.
El ex integrante del Movimiento Nacional de Liberación-Tupamaros ha buscado la identificación con el electorado de clase baja y con los jóvenes.

Sin embargo, Mujica ha sabido distanciarse de las posturas populistas. Lejos quedan los intentos de la oposición conservadora de compararlo con el gobernante venezolano, Hugo Chávez, neutralizados por el propio ex guerrillero al asegurar que su referente político es el brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

En las últimas semanas, además, los políticos tradicionales han intentado infructuosamente vincular a Mujica con el caso de un contable al que se le encontró un arsenal de armas y que acabó muerto a tiros cuando iba a ser detenido, tras matar a un policía.

Publicar un comentario

0Comentarios

Publicar un comentario (0)