Encuentra mas

anuncio

28/05/2011

Dice crísis RD no es económica, sino ética

Por Rogelio Cruz

Hoy sabemos que la humanidad dispone de recursos para que nadie pasara hambre y tuviera satisfechas sus necesidades básicas. La convivencia se ha hecho conflictiva y tremendamente dificil porque unas minorías acaparan y controlan los bienes que pertenecen a las grandes mayorías.

No es una casualidad que el Norte tenga seis veces más que el Sur. Ni es casual que ¼ parte de la humanidad consuma el 75 % de los recursos terrestres, tenga el 80 % del comercio y el 93 % de la industria. . En el siglo XXI la pobreza en 54 países es mayor que en el 1990.

Los recursos sobran. Pero la economía, digida por agentes de poderosas instituciones, genera desigualdad, injusticia, opresión, pobreza, hambre, analbabetismo, violencia, guerra. ¿Podemos llamar a esto crisis económica? No. Esto es fruto de una crisis ética.. A qué objetivos y necesidades tiene que servir la economía lo determina el hombre. Y dependiendo de esos objetivos y necesidades será buena o mala la economía: ¿despilfarro y hambre, lujo y miseria, avaricia y solidaridad, robo y equidad, acumulación y desposesión? Son cosas contrapuestas, unas a favor y otras en contra de la dignidad humana. Y toca a la sociedad y a los gobiernos seleccionar y establecer una prioridad entre esos objetivos , impidiendo unos y promoviendo otros. Eso lo hace la ética, no la economía.

La economía puede producir viviendas, vehìculos, lavadoras, trajes, alimentos y mil cosas màs..
Pero lo que debe producir en una situación concreta, la cantidad y el precio dependerá según se mire al bien y derechos de unos pocos o al bien y derechos de todos. ¿Qué cosas necesita hoy producir la sociedad dominicana en función del bien, necesidades y derechos básicos de la mayoría? Entre esos derechos, ¿ cuáles son los más importantes y cuáles se cumplen menos? La respuesta no puede darla sino la ética.

Tengamos por seguro que las multinacionales y quienes las representan no buscan el adecuado cumplimiento de esas necesidades y derechos.

En la práctica, son ellos quienes imponen lo que hay que producir en función de sus intereses y por eso el el desequilibrio de una economía secuestrada y no ajustada a las necesidades y derechos de todos. Los bienes producidos quedan al arbitrio de los poderosos y no de los ciudadanos. Por falta de ética, una gran crisis.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario


_______________________________________
| Comente su opinión sobre el contenido mostrado |
NECESITA UNA CUENTA DE GOOGLE PARA COMENTAR
(sea respetuos@)

anuncio