Encuentra mas

anuncio

26/11/2010

A LOS POBRES LOS AFUERIARON: Hay cosas que de seguro no le gustaron a Freddy el día que lo sepultaron
















































































































Freddy sufrió mucho el sufrimiento de la gente y para colmo también tuvo que sufrir el día que lo enterraron, por suerte aparecio un hombre con pinta de ser Policia Municipal, que dijo que "Ni Leonel que volviera a nacer, seria como Freddy".
Tambien les dijo cuando se moria como Freddy, se renace en el Señor y llamo a los funcionarios a renacer en Dios.

Johnny Alberto Salazar

SANTO DOMINGO.-Freddy Beras Goico, a pesar de estar bien cerca de sectores poderosos económicamente hablando, nunca renuncio a compartir su tiempo y hasta parte de su riqueza con los sectores de donde provenía, los más desposeídos.

El productor de televisión sepultado el domingo 21 de noviembre en el Cementerio Puerta del Cielo se paso toda su vida sirviendo y buscando solución a problemas de salud y de otra índole.

Llego a la Santo Domingo desde su pueblo de El Seibo y entro como un simple camarógrafo empírico en la entonces Radio HIN Televisión, mejor conocida como (RAINTEL).

Desde entonces comenzó a desarrollar sus habilidades lo que lo llevo a convertirse en la figura emblemática de la televisión dominicana.

LO QUE A FREDDY NO LE GUSTO

En diferentes oportunidades entreviste a Freddy sobre distintos tópicos y no perdida tiempo para cuestionar la miseria por la que atraviesa el país.

Era un crítico acérrimo contra las desigualdades sociales, contra la que lucho a tal punto que empuño en fusil durante la guerra de Abril de 1965.

A Freddy lo llevaron al Palacio de Bellas Artes y eso lo veo bien porque además de la simbología del lugar, muy bien que se prestaba para la tanta gente que fue a despedirle.

Pero seguro esta que a Freddy no le gusto que le visitaran la partida de bandidos hipócritas, de quien dijo una y mil veces que eran los culpables de que este país estuviera jodido.

Muchos fueron a resaltar la labor de solidaridad y de honestidad de Freddy, pero de seguro que nunca les pasó por sus cabezas, imitar en algo a quien hoy van a resaltar sus cualidades.

Cuando lo trajeron de Nueva York, de seguro que a Freddy no le gusto que su cadáver fuera transportado a mil por un chofer de carro fúnebre a quien parece que le ordenaron acelerar.

Algo similar ocurrió en el trayecto de la funeraria Blandino hasta el cementerio Puerta del Cielo.

Parece que alguien de la familia o encargado de dirigir el mortuorio quería salir de el.

La multitud le siguió hasta el cementerio, pero allí fue instalada una barrera metálica con la que se impidió que el pueblo finalmente le diera su último adiós.

Pero además de las barreras, también fueron apostados guardias y policías armados quienes se empeñaron a fondo para impedir en acceso de personas “de a pie”.

EN LA TUMBA
Al cementerio solo pudimos entrar unos cuantos.
Parecía una actividad para invitados exclusivos y quien se acercaba por allí que a algún vigilante le pareciera “raro” lo mandaban a sacar.

A Freddy de seguro que no le gusto que el administrador del cementerio se le ocurriera mandar a quitarle un letrero a una señora que llego desde Cristo Rey, para decirle “Freddy te recordaremos por siempre”.

Y parece que Freddy se encarno en un señor que estaba en el lugar, que le reprocho la acción al “empinado administrador” y le increpo “deje esa mujer con ese cartel, que no es una bomba que tiene”.

La mujer lloraba a Freddy como si hubiese sido un cercano pariente.

El Padre Rogelio Cruz, estaba allí contemplando esta y otras situación y parecía estar indignado y decir.

“Freddy debe estar ardiendo, Freddy era un hombre del pueblo, sobre todo del pueblo sufrido”.

“Hasta en el cementerio, quien los oligarcas tener en un abismo a los pobres de los ricos”. Comentaba el Padre Rogelio.

Algo que no puedo olvidar es que minutos antes de llegar el carro fúnebre, una mujer blanca que parece es también ejecutiva de la administración del Cementerio dijo que “vamos a tener que enterrarlo cuanto antes, porque toda esta gente va a querer meterse para acá”.

Por cierto a Freddy lo sepultaron en un entorno de nombre y apellidos muy distante de aquellos con los que convivió toda su vida.

Por ejemplo las tumbas de los entornos son de Familia Licairac Pumarol, Familia Barkhausen, Familia Porcella-Leonor, Familia Pérez Treviño, Familia Alegría Gómez, y así por el estiíllo los apellidos.

Todo parecía de lujo, las vestimentas, las jepetas, los automóviles, la grama, el ataúd, las lapidas, las flores, pero a mi modo de ver todo era apariencia, porque el verdadero valor de seguro que desde su sepultura, Reddy lo veía en las miles de personas que caminaron docenas de kilómetros para llegar al Cementerio y no les dejaron entrar.

Freddy, perdónale a todos los que de esta forma se burlaron de ti, porque no saben lo que hicieron.

Que descanse en paz.
PARA VER NOTICIA RELACIONADA HACER RELACIONADA HACER CLICK AQUI:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario


_______________________________________
| Comente su opinión sobre el contenido mostrado |
NECESITA UNA CUENTA DE GOOGLE PARA COMENTAR
(sea respetuos@)

anuncio