Encuentra mas

anuncio

24/09/2010

Dictan un año coerción asesinos descuartizaron padre e hijas

Una juez de Azua dictaminó que los ex rasos del EN Emilio Valdez y Nelson Díaz Madera cumplirán los 12 meses de prisión en la cárcel del 15 de Azua

Escrito por: Manuel Espinosa Rosario (manuelespinosar@holtmail.com)
Fuente: El Nacional

COMENDADOR, Elías Piña.- La jueza de Primera Instancia de aquí, licenciada Alfonsa Figuereo, impuso como medida de coerción un año de prisión en la cárcel del 15 de Azua a los dos ex miembros del Ejército que el lunes de la presente semana descuartizaron a un agricultor y asesinaron a machetazos y punzonazos a sus dos hijas menores de edad.

Figuereo, acogió el dictamen del representante del Ministerio Publico en la audiencia de ayer tarde, licenciado candido Ramírez, para que Emilianito Valdez Ubri, 18 años y Nilson Díaz Medina purguen un año de prisión por haber descuartizado a Rafael Polanco Tolentino, de 56 años de edad, a quien le cortaron la cabeza y un brazo, en la comunidad rural La Meseta, de esta ciudad.

Luego de asesinar al agricultor, y en un vano intento por borrar evidencias de que no los identificaran, Emilianito y Nilson, raptaron a las hermanitas Luz Maria y Lucia Polanco, de 9 y 11 años de edad, respectivamente, le llevaron a un lugar llamado Sobacon, a 10 kilómetros de distancias de donde residían junto a su padre, y también la asesinaron a machetazos y punzonzazos.

Cuando se conocía la medida de coerción a los confesos autores materiales del triple crimen, que según dicen, lo hicieron bajo los efectos del alcohol y “poseídos del denomino”, un mar humano de personas se congregaron en la parte frontal y en los alrededores del tribunal de Primera Instancia de aquí, muchos de los cuales gritaban, mayormente mujeres, “que no los encerraran, que los despacharan a sus casas”, pero en su interior estaba el deseo de lincharlos.

Fue necesario que las autoridades policiales y judiciales solicitaran refuerzos de efectivos del Ejercito Nacional con armas largas, quienes se apostaron en lugares estratégicos del Palacio de Justicia de aquí, para evitar que la multitud intentara arrebatárselos a los policías y lincharlos en el acto.

Los restos del agricultor Rafael Polanco Tolentino, de 56 años de edad, fueron sepultados este miércoles en horas de la mañana, debido a que entró en un proceso acelerado de descomposición, en tanto que los de sus hijas; Luz Maria y Lucia, en la mañana de este jueves 23, en el pequeño cementerio de la sección La Meseta, de donde son nativos.

En principio las autoridades policiales confrontaron problemas para localizar y apresar a los responsables del triple crimen, pero les resultó sospechoso que los familiares de los asesinos, como estos tenían más de 24 horas fuera de sus casas sin rastros, denunciaron su “desaparición en la Policía Nacional de aquí”.

Fue entonces que los oficiales y efectivos de la Policía y del Ejercito Nacional que buscaban a los responsables del horrendo crimen, comenzaron a sospechar, y en cuanto Emilianito Valdez Ubri y Nilson Díaz Medina, retornaron a sus casas, fueron apresados, quienes a la primera pregunta, admitieron ser los autores de haber descuartizado a Rafael Polanco Tolentino, y a sus dos hijas menores de edad, Luz Maria y Lucia Polanco.

Muertes generan ira

No sólo familiares de las víctimas se han llenado de ira, sino que el caso ha consternado a toda la población de Azua, a tal punto que durante el conocimiento de la medida de coerción, decenas de personas se concentraron frente al tribunal pidiendo su cabeza.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario


_______________________________________
| Comente su opinión sobre el contenido mostrado |
NECESITA UNA CUENTA DE GOOGLE PARA COMENTAR
(sea respetuos@)

anuncio