Encuentra mas

anuncio

04/03/2010

Afirma es injustificable alianza MIUCA - PCT- FR- MPD con el PRD

Por Narciso Isa Conde

Una parte considerable de la sociedad dominicana -precisamente la que podría convertirse en sujeto político-social de las izquierdas y las fuerzas alternativas al neoliberalismo empobrecedor y desnacionalizador y al sistema político que secuestrado por la corrompida partidocracia tradicional – está cada vez más indignada con las cúpulas del PLD, del PRD y de sus grupos satélites.

Esas fuerzas políticas gobernantes, plegadas a las corporaciones transnacionales, a las administraciones estadounidenses, a la oligarquía; convertidas en mafias políticas y en lumpen-empresariado, atadas a la globalización neoliberal, comprometidas con la privatización del patrimonio público y de los recursos naturales del país, reproductoras de viejos y nuevas formas de corrupción y narco-corrupción…concitan ya un gran repudio en áreas sensibles y significativas de nuestra sociedad, pese a todo lo rentable que todavía le resulta el enorme incremento del clientelismo y el secuestro del poder mediático.

¿Cómo justificar la alianza con esas cúpulas en circunstancias como éstas?

¿Cómo explicar convincentemente desde posiciones de izquierda el hecho de convertirse en candidatos/as del PRD y eventualmente hasta del PLD, partidos controlados por Miguel Vargas y Leonel Fernández?

¿Por qué tratar de maquillar esas cúpulas con perfume de izquierda para quedar sumergidos en planchas electorales cargadas de políticos corruptos, pusilánimes y trásfugas, plegados al neo-liberalismo?

¿Por qué ponerse en los labios de Miguel Vargas Maldonado (conexión Marbella) y dejarse exaltar de este gran usurpador y nuevo dueño espurio del PRD?

¿Por qué caerle atrás al carguito, a la cuota, al margen de programas, principios diferenciadores, posiciones de clase, propuestas alternativas y posturas éticas acordes con la condición de revolucionarios/as?

En esto no hay nada “puntual”. Tampoco alianzas comprensibles en las que se decanten y confluyan (en temas concretos) identidades particulares claramente diferenciadas. Si hay mucho de tirarse encima el lodo ajeno que tanto hemos combatido en la búsqueda incierta de cargos electivos.

¿Qué hacen dirigentes del MIUCA, PCT, la FR y el MPD en esas boletas contaminadas y contaminantes?

No hay manera de justificar ese paso, que incluso ahora incluso se traduce en el apoyo en Santiago al tránsfuga Serrulle.

No hay forma de evitar un alto costo de desprestigio sosteniendo esta desafortunada decisión.

Las citas y las referencias a otras experiencias históricas –sacadas de contextos, distorsionadas o forzadas a comparaciones improcedentes – en otras ocasiones han servido para tratar de justificar muchos desatinos criollos en nombre de las tácticas certeras o no de otras izquierdas, de la lealtad al marxismo, de la fidelidad al leninismo, de la exaltación de las políticas de alianza y de los compromisos concretos de fuerzas revolucionarias de otros países, admirables por su heroísmo.

Pero ahora me temo –para desgracia de los compañeros Manuel Salazar (PCT), Secundino Palacios (FR), Juan Gómez (FR) Virtudes Álvarez (MIUCA) y Fidel Santana (MPD)- que por más que acomoden y/o adulteren esas comparaciones fuera de escena, ni el ejemplo del tren blindado de Lenin, ni la trayectoria del FMLN, ni las enseñanzas de Mao, ni los ejemplos vietnamitas, ni las referencias a otros procesos actuales del continente, ni la recurrencia la “Enfermedad Infantil del Comunismo”, les servirán para convencer a alguien de algo concretamente injustificable y evidentemente perjudicial para las fuerzas revolucionarias dominicanas.

Por eso crece la ola de rechazo a esta incursión electoral de esas organizaciones de izquierdas bajo la sombrilla de la cúpula del PRD; crece en forma incontenible y está provocando una decantación profunda y un reordenamiento progresivo del movimiento revolucionario dominicano y del campo popular alternativo. Peor para sus artífices si llegan a concretar también ese tipo de “alianza” con la cúpula del PLD como han anunciado

Es lamentable que personas y organizaciones tan meritorias tengan que pagar tan alto costo por desaciertos fácilmente evitables; esto independientemente de los posibles resultados en votos prestados, que casi siempre se traduce en deudas políticas onerosas.

Estos pasos han sido desconcertantes para muchos, aunque previsibles para otros. Y en verdad, en casos así, uno desearía no tener razón por bien intencionada y sincera que haya sido la advertencia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario


_______________________________________
| Comente su opinión sobre el contenido mostrado |
NECESITA UNA CUENTA DE GOOGLE PARA COMENTAR
(sea respetuos@)