Encuentra mas

08/01/2010

Menos tensión en el Caso Paya; imputan a los fiscales falsear fotografías y manipular grabaciones telefónicas

Por Robert Vargas
Fuente: Ciudadoriental.com
Santo Domingo.- Un día más en el caso Paya. Esta vez menos policías para custodiar a los supuestos asesinos.

También, menos miembros del Ministerio Público en la sala de audiencias.
Al principio eran 12, como los apostoles. Hoy apenas son ocho.

También menos expectativas en todo el entorno del edificio que aloja al tribunal.
Todos tranquilos.
Entre las tropas que custodiaban a los presuntos "despiadados" criminales estaban al menos tres mujeres del equipo Swat, por momento ni armas llevaban. Los aretitos les servían para distinguirlas de sus camaradas varones.

Los temibles francotiradores con sus potentísimos fusiles con alcance de hasta 1300 metros no estaban en las azoteas de los edificios. Bajaron al suelo y ajustaron las miras de sus armas a apenas 100 metros.
Parece que ya no habían tantas expectativas ni temores de que alguien venga a matar a los acusados en sus propias narices ni de que estos pretenda organizar una fuga en masa.
De tanto verse las caras cada semana, dan la sensación de que imputados ya son amigos.
Yo llegué algo retrasado al tribunal, pero tan pronto me acerqué al perímetro del edificio me di cuenta de que todo estaba en calma y de que las tropas estaban menos alteradas.
A las 11.25 am inició su intervención la defensa técnica de Martín Sterlin Villalón, el hijo del senador por Barahona Noé Sterling Vasquez.Era el veterano Juan Esteban Olivero Féliz, un veterano reformista de mil batallas.
Fue la primera vez que actuó ante el magistrado a lo largo del proceso. Comparte la defensa con su hijo.
Los dos abogados, polemistas.Olivero Féliz inició con voz calmada, tranquilo. Estaba agarrado a su experiencia de viejo zorro de mil batallas.Comenzó a hablar sobre los errores de la investigación.
Todo un teórico.
Hablaba mucho.
Criticaba al equipo investigador por los supuestos errores que cometió y seguía dando una charla sobre la forma que entendía debería haber seguido el Ministerio Público en la investigación.-"¡Tun! ¡Tun!", se escucharon los dos golpes secos del magistrado Ramón Hiciano Berroa con su mallete.-"Doctor, a mi me gustaría que usted se refiera a los elementos de pruebas.
Entendemos su exposición pero nos gustaría...", le dijo Hiciano Berroa, un magistrado muy joven, si se le compara con el viejo Olivero Féliz.-
"Si, si. nos referiremos a los elementos de prueba, nuestras objeciones las tenemos escritas", respondió el abogado barahonero.
Y continuó con su perorata.
No se refirió a los elementos de prueba.
Después de unos minutos finalizó su exposición y entró en escena otro asistente, parece que de su misma oficina.
Olivero Feliz regresó a su asiento. No logró satisfacer las expectativas. Esto no es política, es otra cosa.
De nuevo, la defensa técnica comenzó a mencionar supuestas alteraciones de documentos, y alegadas manipulaciones por parte del Ministerio Público.
A Sterling Villalón le imputan supuestamente haber tenido en su poder una embarcación que habrían utilizado los colombianos asesinados en Paya, Baní, aquella noche del cuatro de agosto de 2008.
Aquí, la defensa técnica revela que la empleada aquella de los colombianos habría dicho, en rueda de testigos, que nunca vio a Sterling Villalón.
Lo dijo a pesar de que un oficial le reclamó al menos cinco veces:-¡¿Usted está segura que...?!".
Los abogados están en lo suyo. Se están ganando sus honorarios. Se esfuerzan por desacreditar a la acusación. Y parece que lo van logrando.
El letrado que defiende al hijo del senador reveló que el ministerio público habría manipulado supeustas grabaciones obtenidas de conversaciones telefónicas entre algunos de los imputados.
En esas llamadas, que habrían sido obtenidas de "manera irregular", se habla de "camioncito", por decir "bote" y de "marrana" por querer decir "droga o cocaína".
La teoría de los defesores técnicos es que el MP habría "editado" las conversaciones, "lo cual no está permitido por el código procesal penal".
Ya la pasada semana, un abogado demostró, o al menos eso pareció haber hecho, que el MP falsificó una orden de un juez para pinchar varios teléfonos.
La idea de la defensa es desacreditar a la acusación para hacer rodar por el suelo sus pruebas.
Ahora, los defensores técnicos no hablan de la "Comisión Investigadora" del Caso Paya, sino de la "Comisión Encubridora", que tendría sus "investigados favoritos".
Los defensores cuestionaron, además, la validez de los "seis coroneles" investigadores que son usados como testigos.
También refutaron la validéz de un reporte de servicio local medido sin firma ni membrete de ninguna compañía telefónica "por lo que esa prueba debe ser excluida del proceso"..
A las 11.50 am, el hijo de Olivero Féliz, el letrado Manuel Aurelio Olivero Rodriguez, me toca por el hombro derecho, desde atrás, y me pasa una nota de prensa.
Luego se retira y se sienta junto a su padre. (El texto completo de la nota está al final de este artículo).Son las 12.00 M. Todo el mundo está despierto.
Todavía no hay sueño.Los acusados lucen calmados, pero atentos.
Este día Edward Mayobanex Rodríguez Montero vino a la sala con una camisa negra con abundantes puntitos amarillo-naranja.
Llama menos la atención que la pasada semana cuando era el único que tenía una camisa con un color chillón, algo naranja.
Tenía un corte de pelo extremadamente corto, ya se le ven los "tocones" de su pelo amarillo.
Cuando intentó irse del país por el aeropuerto de Puerto Plata, la policía dijo que se había teñido el pelo de rubio.
Parece ser que ese es un tinte "rubio eterno" o es que son de ese color.Scarlet, la esposa del ex coronel Ricardo Rafael Guzmán Pérez, la única mujer del grupo de 27 imputados, vestía una blusa verde.
Hoy vino un poco despeinada con un moño por encima de la nuca.
Estaba sentada junto a su esposo. Se le notaba más triste que de costumbre.
Cuando se levantó para ir al baño, como es su costumbre, un fotógrafo diminuto y avispadose apreseró a hacerle fotos cuando la custodia le colocaba los grilletes en las muñecas.
Cuando ella se levanta para ir al baño, todos la miran de arriba a abajo.
Se la encuentran elegante.
Ella no mira a nadie, camina de frente y firme rumbo a sus custodias, mujeres, como ella.Montás Vargas, el propietario del dealer "Duro Motor", no vino con el traje de la pasada semana.
Lo hizo con una camisa de mangas largas de color limoncillo.
El abogado Simé, que está aquí no como letrado sino como acusado, andaba con su clásica elegancia vestido de saco y corbata.
Dormitaba un poco.
Allá, en el extremo derecho, en la sexta de las nueve filas que ocupan los imputados y sus abogados estaba Daneris Andujar, leía el expediente.
A él le imputan ser un supuesto testaferro de "El Don", ya fallecido, no quiere que le digan que está implicado en los asesinatos y recuerda cual es su acusación.
En algún momento parecía que comía un pedazo de frutas.
No es fácil permanecer sin desayunar hasta el regreso a prisión, cerca de las 5.00 pm o 6.00 pmA las 12.20 pm ya le dio algo de sueño a Jorge Luis Chalas, quien estaba derechito sentado en el banquillo de los acusados, pero tiene los ojos cerrados. Parece dormir sentado, como hacen los "guachimanes".
En ese momento, exactamente a las 12.20 pm no hay ningún periodista de los medios tradicionales del país.Parece que se fueron a las emisoras y los periódicos a escribir sus noticias.
Frente al juez estaba un fiscal llegado de Azua respondiendo las alegaciones de la defensa de Sterlin Villalón, a quien reclamó que demuestre que a uno de los imputados le fueron arrancadas confesiones a golpes.
Le preguntó al tribunal si tiene algún "certificado médico" que demuestre que el preso realmente fue golpeado por los investigadores.
Elaboró su teoría en defensa de la acusación y planteó que el tribunal rechace los planteamientos de la defensa técnica de Sterlin Villalón.
Llegó la contra réplica del imputado y mencionó, nuevamente, que el MP no se refirió a sus revelaciones de que falsificaron documentos y manipularon grabaciones para afectar a los imputados.
Hoy se habló hasta de que una foto fue manipulada digitalmente, probablemente con Photoshop, para mostrar a cierto imputado en un lugar comprometedor.
Creen posible que los fiscales sean capaces de manipular fotos, porque la policía ya lo hizo una vez con una fotografía en la que mostraba a un dirigente del Colegio Médico Dominicano sin esposas porque se la quitaron con un programa de edición digital. Aquí es todo posible.
A las 12.30 pm el magistrado le sugiere a un "interviniente voluntario" que "puede retirarse y venir el 15 de enero", que será cuando le corresponda hablar ante el tribunal.
Ese "interviniente voluntario" es el abogado Irving José Cruz Crespo, quien trata de recuperar un lote de vehículos que estaban en venta bajo consignación en la empresa "Duro Motors" y de los cuales se incautaron los fiscales.
Durante unos seis meses el abogado intentó recuperar esos vehículos y siempre los fiscales le dijeron que "espera un momento, espera...". Luego los incluyeron como cuerpo de delito.-
"Esos vehículos les fueron entregados a la empresa Duro Motors para su venta en consignación.
En ellos no se cometió ningún delito y tienen que devolverlos", dijo Cruz Crespo a Ciudadoriental.com.Ya a esta hora la mayoría de los abogados no estaban en la sala de audiencias.
Habían hecho sus reparos a las pruebas y se marcharon.Los debates se prolongaron un par de horas más.Ya próximo a la 1.30 am entró en escena la defensa técnica de Orin Clinton Gómez Harford, el único sobreviviente de la matanza de Paya.Orin Clinton es un tipo extraño. Siempre permanece silencioso.
Tiene una enorme cabellera que cubre con un pañuelo blanco.Lo cuida un verdadero equipo de combate de policías entrenados en acciones contra insurgentes.Se salvó de Paya.
Las autoridades lo quieren vivo, no muerto.
De su testimonio pueden depender muchas cosas y, la más importante, la eventual identificación de los asesinos, lo que no pudo hacer en los pasados 16 meses.
La cuestión es que Orin Clinton no está en el juicio como "testigo", sino como acusado de narcotráfico y de tráfico de personas.
Su defensa ténica hizo sus reparos a las imputaciones y alegó que no existe un solo elemento de prueba de que su defendido transportara al grupo de colombianos y que transladó los supuestos 1300 kilos de cocaína.
El letrado dice que no ve forma de que se pueda demostrar que un bote en poder del ministerio público fuera utilizado por el nicaraguense para transportar la droga.
El abogado no atacó la legalidad, ni la pertinencia de las pruebas aportadas contra Orin, dice el Ministerio Público.
Es más, la Fiscalía ratifica su versión de que el imputado se dedicaba a transportar narcotraficantes desde Colombia hacia República Dominicana.
También que fue el "timonel" de la nave que transportó los supuestos 1300 kilos de cocaína que nadie sabe aún donde están y que habría sido el origen de la matanza de Paya.
Estas aseveraciones del MP fueron respondidas rápidamente por la defensa.-¿Yo me pregunto en qué parte de la acusación dice eso?Parece que el Ministerio Público en "los papeles" lo acusa de una cosa y en el plenario de otra distinta.Este fue otro día en que los fiscales dieron la impresión de quedar malparados.El martes 12 de enero todos volverán a verse la cara.
Será otra jornada del Caso Paya, que dejó su espectacularidad en manos de Agosto, Sobeida y el coronel asesinado.
(Tan pronto resuelva un problema técnico, subiremos los videos de las audiencias del martes pasado y de este día)

NOTA DE PRENSA DE LA OFICINA DE OLIVERO FELIZ

"La defensa técnica del imputadoNoé Sterlng Villalón en objeción a las pruebas aportadas por el Ministerio Público.Explicaron que esas supuestas pruebas carecen de valor probatorio y se violaron los más elementales principios de legalidad, pues para su onbtención se violentó el debido proceso de ley, fueron obtenidas adulterando documentos.-
El anticipo de pruebas No 4-2008, practicado a la doméstica Mercedes Carvajal, a cuya solicitud le borraron la fecha, no hubo auto de fijación de audencia, no se citó al imputado para hacer las observaciones en su defensa, la supuesta testigo habla en tercera persona y dicha declaración no fue firmada por la supuesta testigo.-
El reporte de llamadas telefónicas no contiene ningún número telefónico del imputado, no tenía autorización de juez competente parala intervención telefónica, además de ser un documento apócrifo sin firma ni sello y cuyo origen se desconoce.-
En cuanto a los CDs que contienen grabaciones de conversaciones telefónicas no solo carecen de autorización del juez, sino que los mismos fueron editados y adulterados, lo cual está prohibido por el artículo 140 del CPP, lo que rompe la cadena de custodia; la transcripción de los mismos no contiene fecha ni lugar, se falsea al insertar entre corchetes palabras que no están contenidas en las grabaciones y al final hace una interpretación cambiando el contenido por el que le antoje a la comisión investigadora.Además de todas esas iregularidades, en ninguna de las llamadas se encuentra la voz del señor Noé Martín Sterling Villalón, ni ningún número del mismo.
Otras pruebas como las fotografías constituyen un montaje similar a las famosas fotografías de Waldo Ariel Suero ni se encuentra la imagen del mismo.
También un supuesto peritaje elaborado por personas sin título que avalen su preparación para desempeñarse como tales, es por eso que esta defensa solicitó la inadmisión y exclusión de estas pruebas por ser ilegales y haber sido obtenidas de manera ilícita.
JUAN ESTEBAN OLIVERO FELIZMANUEL AUERLIO OLIVERO RODRIGUEZJUAN BAUTISTA DE LA ROSA

No hay comentarios.:

Publicar un comentario


_______________________________________
| Comente su opinión sobre el contenido mostrado |
NECESITA UNA CUENTA DE GOOGLE PARA COMENTAR
(sea respetuos@)