Si usted quiere padecer abusos y atropellos, compre en Conforama de Megacentro

Vida
0
Por Robert Vargas
Fuente: Ciudadoriental.com

SANTO DOMINGO ESTE.-Si Usted quiere padecer toda suerte de abusos y atropellos de parte de una tienda, no busque mucho, vaya directamente a Conforama, de Megacentro, aquí mismo, en Santo Domingo Este.

Es más, si necesita de un gerente que se comporte como un animal y le haga sentir que usted es una basura, tampoco debe preocuparse por buscar mucho, busque directamente a Tomás, el gerente de Conforama en Megacentro.

Este es el lugar perfecto para perder la paciencia, ser insultado y humillado por un gerente de una empresa en la que usted va a comprar con su dinero, peso sobre peso.

Ahora bien, si Usted quiere que la humillación sea mayor, haga lo siguiente:

Vaya temprano en la mañana, pregunte si tienen algún artículo y, cuando se lo muestren, cómprelo de inmediato y pague allí mismo la totalidad, sin deber ni un centavo y dígale a los empleados que usted pasará más tarde a recogerlo.

Ahí mismo comenzará el drama, el sufrimiento y la humillación.

¡Conforama! Un camino perfecto al abuso y los atropellos a los clientes que pagan de contado, peso sobre peso.

Vamos a explicarle lo que ocurrió, para que se cuiden de estas bestias de Conforama.

Ocurre que ayer en la mañana (viernes 11 de diciembre), un cliente se acercó a esa empresa a comprar un camarote para sus niños.

Preguntó:
-¿Tienen camarotes?"

-"Si", respondió uno de los vendedores y de inmediato lo llevó hasta el fondo para mostrarle los distintos modelos.

La cliente se sintió a gusto con uno de los modelos, que costaba 4995 pesos.
-"Ok, voy a comprar este" .

El vendedor fue hasta la computadora, hizo la factura y el cliente llegó hasta la caja a pagar.
Esperó algunos minutos porque la cajera andaba por ahí, en Megacentro, cambiando un dinero para devolver a otro cliente.

Por fin, llegó la cajera.

Se procedió a hacer el pago.

En ese instante, la cliente dice que pasará más tarde a buscar el camarote en cuestión.
Y así lo hizo, al entrar la noche fue con su factura en manos a buscar lo que ya había pagado en la mañana.

Aquí es que inicia lo bueno.

¡No hay camarotes! El único que tenían era el que estaba en exhibición.

Vienen los reclamos. La cliente, que andaba con sus dos niños, casi le ruega a Tomás, el Gerente, y le dice:

-"Por favor, entienda mi situación. Yo estoy con mis dos niños...".

No pudo seguir, el tal Tomás la recrimina:

-¡¿Usted quiere que entedamos su situación?! ¡Eso no es problema nuestro! ¡Vaya a buscar su camarote mañana a la principal, en la 27 de Febrero!.

-"Pero señor, entiendame...", gemía la cliente.

Que va, el hombre, desafiente, le dijo que de la única manera que eso se podía resolver era
-"Si los mayimbes estuvieran aquí, pero ya los mayimbes se fueron".

-"Pues, entonces deme ese que está ahí en exhibición" , imploró la cliente.

La llave no aperecía para desarmarlo. El lugar donde estaban las herramientas estaba cerrado y, aunque un vendedor quería ayudar a resolver la situación, aún fuera desarmando el camarote que estaba en exhibición, el gerente dijo que "ya eso está cerrado".

-Entonces, ¿Cuando puedo venir a buscarlo?", casi gimió la cliente.

-Venga mañana entre 1.00 pm y 2.00 pm.

-Ok, yo vengo mañana (sábado) a las dos.

-No, venga a las tres.

O sea, que le subió una hora.

La cliente se marchó con lágrimas en los ojos por la humillación del personal de Conforama.

Este sábado día 12 de diciembre ella irá, no a las 2.00 pm, sino que estará a las puertas del establecimiento cuando lo habran para reclamar la devolución de su dinero, peso sobre peso.

Y, si no lo devuelven que se preparen para una demanda judicial por estafa y, claro está, Ciudadoriental.com estará encantado de darle seguimiento a este caso para que se le acaben los abusos de una ves y por toda.

Además, será un caso interesante para llevarlo a esa institución estatal que se ocupa de defender a los consumidores.

Ya se entiende mejor porqué Conforama de Megacentro inició como una empresa enorme y cada día se pone más chica.

Publicar un comentario

0Comentarios

Publicar un comentario (0)