LO DE NAGUA ES GRAVE: Tres plagas atacan las palmas ¡Cocoteros en peligro!

Vida
0
La desaparición del coco perjudicaría el turismo, porque no se concibe el Caribe sin cocoteros, la economía familiar, el paisajismo y el empleo en las industrias que lo procesan y vendedores coco de agua.

Fuente: Periodico Hoy
Escrito por: EVARISTO RUBENS (e.rubens@hoy.com.do)

Las plantaciones de coco del país están bajo amenaza de extinción por tres plagas principales y la falta de atención (fertilización y renovación de las plantas) de parte de los productores.

Esas enfermedades que afectan el coco, un cultivo de importancia económica y de paisajismo en el país, son: el ácaro rojo, la podredumbre del cogollo y el amarillamiento letal del cocotero.

La enfermedad de la pudrición del cogollo y el ácaro rojo son endémicos en el país y están en muchas de las plantaciones comerciales de coco, junto a otras plagas, como aceria guerrorosi, según investigadores.

Las plantaciones dominicanas de coco, salvo alguna excepción, han estado a su suerte durante 30, 40, 50 años o más. Sus dueños lo que han hecho siempre es cosechar.

Situación del coco

Los principales problemas del coco son de manejo y la edad de las plantas juega un papel fundamental. Los productores no le prestan atención al manejo del cultivo.

No hay uno que pueda decir que en algún momento hizo una aplicación de fertilización. Su único interés es cosechar.

¿Cuál es la queja de los productores?

Que anteriormente estaban cosechando 20 mil cocos y ahora sólo 2 y 3 mil, según Enrique Comprés, encargado de la División de Fitopatología, de Sanidad Vegetal.

En las zonas productoras de coco hay técnicos para decirles sobre el manejo, pero los productores nunca han hecho caso.

Uno de los problemas, dicen, es que no tienen títulos de las tierras, por lo que no consiguen créditos en los bancos para darle la atención requerida.
Muchos de los ciclones que han pasado por el país le han causado fuertes estragos a las plantaciones de coco, principalmente las de las zonas costeras.

El caso de Samaná

Los productores de coco de esa zona están preocupados por la reducción de sus cosechas cada año que pasa.

Los huracanes y tormentas han bajado la población de las plantas en un 50% y la producción en un 75%, según técnicos y cosecheros.

Entre los productores de Samaná y Sánchez ha despertado gran interés que las empresas procesadoras de coco del país compran toda la producción que cada vez es menor, por lo que esas industrias tienen que recurrir a importaciones.

A petición de los cosecheros, la secretaría de Agricultura va a realizar en Samaná un taller el 17 de este mes, para tratar los problemas que afectan las plantaciones de coco de la zona y sus posibles soluciones.

Además de la vejez de las plantaciones y la falta de fertilización, el ácaro rojo está causando estragos allí, en Cabrera, Nagua y prácticamente en todo el país.

Pero también está la incidencia de la podredumbre del cogollo del coco, cuya acción es tan destructiva como la del amarillamiento letal, que aquí está controlado.

Plagas del coco

La planta de coco, que pertenece a la familia de las palmáceas, es afectada por una serie de plagas y enfermedades, muchas de las cuales amenazan su existencia.

Entre las más agresivas figuran el ácaro rojo, la podredumbre de cogollo y el amarillamiento letal del cocotero (llegó al país en 1968).

Esa evaluación la hacen los investigadores Modesto Reyes, Eligio Híchez Frías, Mileida Ferreira, Andrea Félix y Reina Teresa Martínez, del Centro de Tecnologías Agrícolas (CENTA) del Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF). Ferreira y Félix estuvieron en Samaná y comprobaron que las plantaciones de coco de allí tienen un fuerte ataque del ácaro rojo.

La cifra

75 por ciento. Es el estimado en que se ha reducido la producción de coco en Samaná, según técnicos y productores
Zoom

Sanidad Vegetal

Controla la entrada de plagas y enfermedades no permitiendo la entrada de semillas, plantas de coco ni palmáceas. Sólo se permiten semillas de los lugares que no están sometidos a cuarentenas.

Se importa copra de países asiáticos y coco seco de Barbados. Los técnicos de cuarentena están entrenados y hacen monitoreos permanentes.

Hay brigadas de eliminación de plantas.

Está pohíbido el traslado de material de coco de zonas afectadas a las que están libres, según el director de Sanidad Vegetal, Luis Garrido, fue entrevistado junto a los investigadores Enrique Comprés y José Herasme.

Para el amarillamiento letal tenemos un cordón sanitario en las zonas afectadas para evitar que se traslade a las áreas sanas.

Publicar un comentario

0Comentarios

Publicar un comentario (0)