Encuentra mas

anuncio

29/11/2010

Vinculación con la sociedad y su realidad

Por Juan Tomás Tavéras / General PN (r)

De qué nos sirve pertenecer a una sociedad, a una comunidad, a una familia o a un equipo sino nos sentimos vinculados a ellos, sino tenemos el más mínimo grado de pertenencia al grupo, sea cual sea el caso.

En la República Dominicana, la situación es alarmante en relación a los riesgos y amenazas fruto de la corrupción, la doble moral e irresponsabilidad de las autoridades para garantizar la seguridad y promover el desarrollo humano integral y sostenible de todos.

En situaciones extremas, como vive el pueblo, las decisiones en busca de soluciones deben ser extremas.
Pues ya no hay vacuna que funcione, solo resta operar, extirpar lo dañado de raíz, sin contemplación, radical, sin diplomacia, sin sutileza, sin protocolo.
Cuando un paciente esta rebelde, por una crisis mental, no se le puede preguntar, si quiere un medicamento o que lo curen, hay que remediarlo a como de lugar.

Estoy consciente de que soy una persona intensa y firme al plantear mis ideas, pero coherente, constante y transparente en mi conducta.
Y quiero servir de ejemplo para destacar lo imperioso de concentrarnos en el fondo de nuestros problemas, aprovechando las buenas propuestas y posibles soluciones, no importando la manera y el estilo de como se plantean las iniciativas reivindicativas para la vida social en armonía y organizada.

He comprendido que el grado de intensidad y firmeza en el planteamiento de las ideas de cada quien, no es relevante, lo importante es el fin, la buena voluntad de quienes los plantean, dejando de lado que sean feos, bien parecidos, negros, mulatos, blancos, ricos o pobres; diplomáticos, intensos, agresivos, sutiles, radicales, conservadores, liberales, revolucionarios, extremistas, anarquistas; de derecha, de izquierda, marxistas, comunistas, chavistas, ni de que color de partido, el punto es que la discriminación debe hacerse en cuanto al fondo, a favor de la cohesión social, entendiendo como norte, la justicia y el bien común.

Cuando nos detenemos a discriminar característica físicas y modos de lenguaje, nos diluirnos en discusiones retoricas, dejando de lado lo más importante, que es ponernos todos de acuerdo para rescatar el país, ya que esta agonizando, la sociedad se esta destruyendo.

Cuando somos propositivos vemos el lado positivo, el punto beneficioso para hacer viable la solución del problema, el país necesita hacer sinergia, integrarse y cohesionarse.

No tenemos la capacidad de tolerar una simple intensidad de voz, sin embargo toleramos que los políticos despilfarren todo el presupuesto nacional.

No importa de qué manera trabajemos, accionar por un mundo mejor, quien hace eso, esta del lado correcto.
No es comprensible ni esta claro, como es posible cuestionar, estancarse obviar la realidad por uno que otro estilo o forma de proceder, cuando lo que debe primar es la cohesión social a favor de los intereses colectivos.
Pues toleramos que nos abusen, que nos roben, que nos engañen, que nos mientan, que nos insulten, que nos maten y todo tipo de violación.
Si lo hacen como es de costumbre, actores de doble moral, sutil, diplomática y educadamente, es aceptado, lo aprobamos y hasta lo defendemos.
No hay manera más injusta, cobarde, irresponsable, estúpida, servil de ser esclavos y masoquistas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario


_______________________________________
| Comente su opinión sobre el contenido mostrado |
NECESITA UNA CUENTA DE GOOGLE PARA COMENTAR
(sea respetuos@)

anuncio