Encuentra mas

anuncio

26/10/2010

Con esta pistola el sargento asesinó a la magistrada Gissel Reyes Díaz

Por Robert Vargas / Fotos Darwin Féliz
Fuente: Ciudadoriental.com

Santo Domingo Este.- ¿Quien rayos es este sargento Augusto Luciano Familia que, con esta pistola que les mostramos al lado, disparó en trece en ocasiones su arma de fuego y al menos una de las balas se la metió por la espalda a la magistrada Gissel Odaliza Reyes Díaz y la mató?

Anoche, en una rueda de prensa que dieron el jefe de la Policía José Antonio Polanco Gómez y los procuradores fiscales Alejandro Moscoso Segarra y Perfecto Acosta confirmaron que cuando le sacaron la bala del cuerpo a Reyes Díaz se pudo determinar que el proyectil coincide perfectamente con el arma de Luciano Familia.


¿De dónde surgió este hombre para que, poco a poco, se fuera metiendo en la casa de la ex regidora Milagros Díaz, la madre de Gissel, y una noche cualquiera, regresara con un par de pizzas calientes en las manos, mientras había dejado abandonado el cadáver, también caliente, de la jóven sobre el cesped de una vivienda en un recodo en penumbra de la urbanización Eugenio María de Hostos?

Gissel, ya no tenía la sonrisa en su rostro, su cuerpo estaba inerte, y el sargento Luciano Familia andaba por ahí con una pistola y dos cajas de pizzas en las manos inventando historias que nadie le creyó, ni siquiera los investigadores, que fueron quienes primero dudaron de su errática versión.

-"En la escena del crimen se recompilaron 13 casquillos de bala, los cuales, luego de ser analizados por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), se ha determinado que todos corresponden al arma de reglamento que portaba el agente policial Augusto Luciano Familia", dice una nota que leyeron durante la rueda de prensa.

Es más, agrega que "el proyectíl extraído del cuerpo de la magistrada Gisell Odaliza Reyes Díaz es compatible con los demás casquillos recogidos en la escena del crimen, por lo que también corresponde al arma de reglamento que portaba el agente policial".

Según se desprende de las conclusiones de los investigadores, Luciano Castillo es, además, un tipo frío y mentiroso, pero pésimo fabulador. Su historia del crimen nadie se la creyó.


-"El relato de los hechos por el agente policial ... carecen de lógica y en ocasiones es incoherente, lo que sumado a los resultados científicos de balísticas y patología le permitieran a esta Comisión concluir que no hubo participación de terceros, ni se trató de un intento de atraco comno alega el agente policial Luciano familia, sino que, por razones aún desconocidas, este fue el autor de la muerte de la magistrada Reyes Díaz", dice la declaración.

Contra el sospechoso será solicitada medida de coerción.

Ahora bien, lo que aún está envuelto en la bruma es el o los motivos que pudo tener esete agente para asesinar a la magistrada.

Hay que escarbar, todo cuanto se pueda, para buscar el fondo del asunto, sobre todo, porque Gissel había advertido al padre de sus hijos más pequeños que se cuidara, sobre todo después que ella había hecho algunas denuncias de situaciones no claras Monte Plata, donde era Fiscal Adjunta.

Más aún, casi en el mismo momento en el que a ella un proyectíl le penetraba por la espalda rompiendole los órganos vitales, varios individuos que digeron ser "policías" llegaron a la residencia del padre de los niños en Monte Plata.

Lo buscaban.

No lo encontraron.

¿Para qué lo buscaban?

¿Porqué ella le pidió que se cuidara?

Otra más, la madre de Gissel, la ex regidora Milagros Díaz, ha dicho que cuando escuchó los disparos de inmediato pensó que:

-"Mataron a Gissel".

¿Simple corazonada de madre o la hija le había dicho algunas cosas no publicadas hasta ahora?
¿Está en peligro la vida de Milagros?

Esto no parece tan fácil, o quizás si lo es, pero hay que aclarar todo y, cuanto antes, mejor.
Mientras tanto, nadie ha explicado claramente de dónde surgió este tipo.

Cuentan que en la Dirección Nacional de Control de Drogas, cuando aparece una magistrada incorruptible, los corruptos que hay allí, le ponen de custodia a un policía elegante o de "mucho y buen verbo", para que la "cuide".

Con el tiempo, magistrada y custodio quedan enzarzados en "una relación" para llevarla a ser cómplice de acciones ilegales.

¿Fue el sargento Luciano parte de una estructura de ese tipo o era algo más simple?

¿Porqué la mató?

Esa pregunta aún espera respuesta.
PARA VER NOTICIA RELACIONADA HACER CLICK AQUI:
http://www.vidadominicana.com/index.php?option=com_content&view=article&id=3434:el-cadaver-de-gissel-qhabloq-incrimina-al-sargento-en-el-crimen-&catid=86:temas-policiales&Itemid=266

No hay comentarios.:

Publicar un comentario


_______________________________________
| Comente su opinión sobre el contenido mostrado |
NECESITA UNA CUENTA DE GOOGLE PARA COMENTAR
(sea respetuos@)

anuncio