Encuentra mas

anuncio

25/10/2009

Leña del árbol caído


Juan Carlos Pichardo (Desde Taiwan)

Al Lic. Julio Romero, diputado del Partido Revolucionario Dominicano, le han caído los “palitos encima”, luego de verse envuelto en el escándalo provocado por las declaraciones de jovencita a través del programa El informe de Alicia Ortega, en las cuales alega que una criatura que nació hace cinco meses es hija suya.

Y digo que le han “caído los palitos”, en vista de que vivimos en una sociedad que le gusta más juzgar por la forma que por el fondo mismo del problema.

Luego de ello han revisado la hoja de vida del legislador para ver todo lo demás que pueden encontrarle para enrostrárselo públicamente.

La oposición política y sus enemigos personales se sirven con la cuchara grande en este caso y ya ha sido condenado, inclusive, por muchos que han cometido actos más reñidos con la moral.

No he escuchado, hasta el momento, las declaraciones de profesionales versados en la descomposición social que se vive actualmente en las principales ciudades de nuestro país donde ya los hombres no tienen que estar seduciendo “muchachitas” para lograr uno que otro favor sexual, sino que son ellas las que andan tras la caza de una víctima que pueda proporcionarles, aunque de momento, una mejor condición de vida. Inclusive, hay muchos padres que se hacen de la vista gorda en estos casos.

La doctora Rosanna Reyes, de la fiscalía de niños, niñas y adolescentes, muy bien podría contarnos historias que nos dejarían con la boca abierta a todos. Nuestros periódicos recogen decenas de informaciones que dan cuenta del cierre de establecimientos públicos donde “menores” se dedican a la prostitución.

En muchos de estos casos no han salido a relucir los nombres de los propietarios los cuales le causarían una gran sorpresa a la sociedad.

En nuestros hospitales de maternidad existen estadísticas claras de la gran proporción de menores que dan a luz sin reconocer siquiera quien las ha embarazado, señal clara de que existe un problema de educación muy grande, no solo en las aulas, sino en el entorno familiar.

La proliferación de “casas de masajes” en exclusivos sectores de la capital dominicana, y donde también se han visto lujosas yipetas de legisladores, es otro de los tantos problemas que se deben revisar a fondo en vista de que son muchas las jovencitas que salen para la universidad y terminan prostituyéndose en estos lugares donde el dinero fácil, ante la falta de oportunidades, las convierten en víctimas.

El lic. Romero cometió un error y si en los tribunales se demuestra que es su hija tendrá que pagar la manutención correspondiente, pero cabe destacar que la ley, en esa materia, muchas veces no actúa en consideración a las atenuantes.

La mujer sabe muy bien que teniendo una relación sin protección puede quedar embarazada y en la mayoría de los casos, salvo prueba en contrario, va concientemente al acto sin importar que este sea casado o no.
Pero resulta que todo el peso de esa ley recae solo al hombre.Espero que sepa afrontar este momento estoicamente y que sepa que su caso, como parte de la hipocresía social que nos arropa, no es único en nuestras “moralizadoras cámaras legislativas”, pero también que entienda que en nuestro país solamente se hace leña del árbol caído.

juanpichardo@hotmail.com

PARA VER NOTA RELACIONADA HACER CLICK AQUI:
http://www.vidadominicana.com/index.php?option=com_content&view=article&id=2136:taina-quiere-que-castren-al-diputado-julio-romero-y-revela-que-estuvo-preso-por-trafico-ilegales-&catid=87:temas-varios&Itemid=267

No hay comentarios.:

Publicar un comentario


_______________________________________
| Comente su opinión sobre el contenido mostrado |
NECESITA UNA CUENTA DE GOOGLE PARA COMENTAR
(sea respetuos@)

anuncio