Encuentra mas

anuncio

16/11/2010

Choques con cascos azules dejan 2 muertos en un Haití asolado por el cólera

Las agencias humanitarias están luchando para contener la expansión de la enfermedad en la capital Puerto Príncipe.

PUERTO PRINCIPE.- Violentas manifestaciones y choques con cascos azules dejaron dos muertos y una decena de heridos el lunes en el norte de Haití, en protesta por la propagación de la epidemia de cólera que ha dejado casi 1.000 muertos en un mes, informaron diversas fuentes.

La ONU reconoció haber disparado contra uno de ellos, alegando legítima defensa.

El cuerpo de un joven de 20 años fue hallado "delante de una base" de la Misión de Estabilización de la ONU en Haití (Minustah) operada por chilenos en Quartier-Morin, una localidad de Cap Haitien (norte), escenario de choques con manifestantes, dijo a AFP el juez de paz Bimps Noel.

"En un primer momento, (los cascos azules de la ONU) dispararon (al aire) para dispersar a los manifestantes y, en un segundo momento, tengo la impresión de que tiraron a la altura del hombre", dijo el juez.

"Se trata de un manifestante que portaba un arma y que tiró en dirección de un soldado, y el soldado respondió en legítima defensa", afirmó por su parte el portavoz de la Minustah, Vicenzo Pugliese, quien agregó que "el soldado no resultó herido".

Otro joven murió por disparos en una calle de Cap Haitien, en el marco de los choques con los soldados de la ONU, indicó una fuente policial.

Los manifestantes -que protestan contra la misión de la ONU y la gestión de la crisis sanitaria generada por una epidemia de cólera que ya deja casi mil muertos en todo el país- incendiaron una estación policial y sus vehículos mientras avanzaban con violencia por Cap Haitien, indicaron testigos.

"Miles de personas salieron a las calles para protestar contra la misión de la ONU en el lugar y contra la lentitud del gobierno para lidiar con la epidemia de cólera", dijo un periodista local a AFP.

Médicos y policías en Cap Haitien, segunda ciudad del país a 270 kilómetros de la capital, señalaron la existencia de heridos.

"Los cascos azules lanzaron gas lacrimógeno y sabemos que hubo gente herida", dijo Pugliese.
El doctor Yves Jasmin, máxima autoridad sanitaria de Cap Haitien, dijo a AFP que diez personas fueron trasladadas al hospital Justinien, pero describió las heridas como superficiales.

Por otro lado, una fuente policial ubicó la cifra de heridos en 14, dos de ellos graves.

Las protestas comenzaron en Cap Haitian donde unas 100 personas murieron por el brote de cólera de los últimos días.

"La situación es muy compleja, hay mucha violencia en la ciudad. Yo estoy sitiado y no puedo llegar al hospital", agregó Jasmin.

"Escuchamos disparos. Los testigos dicen haber visto gente tirando, y a los heridos transportados al hospital local", indicó un periodista por teléfono.

A un mes de la aparición de la epidemia, las víctimas confirmadas ascendían el lunes a 917, cifra que crece a un ritmo de 50 por día.

Varios residentes en el norte del país acusan de la epidemia a los cascos azules nepalíes, llegados poco antes de la irrupción de los primeros casos a mediados de octubre.

La ONU prometió investigar la denuncia de que el brote partió de unos tanques sépticos en un campamento cerca del pueblo de Mirabelais, donde se encuentran los nepalíes, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que se trata de una fuente poco probable.

Otra protesta, que incluyó pedreas, tuvo lugar contra una unidad de la Minustah en Hinche, a menos de 50 kilómetros de Mirebalais.

"Unas 400 personas se reunieron frente a la sede de la ONU, pero la demostración fue dispersada sin dificultad", explicó Pugliese.

Los manifestantes exigían a los cascos azules que abandonen el país, acusándolos de "dejar morir a la población".

La mayor parte de las muertes por la epidemia ocurrieron en el centro y el norte de Haití, en tanto aún no se ha propagado en Puerto Príncipe, en ruinas tras el devastador terremoto de enero que dejó 250.000 muertos y más de 1,3 millones sin techo.

Las autoridades temen que la epidemia se propague en forma exponencial si el cólera llega a los campos de refugiados creados en la capital tras el terremoto, donde miles de personas se amontonan en precarias condiciones sanitarias.

Un alto funcionario de la ONU sostuvo que hay nuevos casos de cólera en todos los lugares de Haití y que las agencias de ayuda esperan un significativo aumento de infecciones.

El colapso sanitario de Haití ocurre en el marco de una enorme incertidumbre política, donde las primeras elecciones pos terremoto están previstas para el 28 de noviembre.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario


_______________________________________
| Comente su opinión sobre el contenido mostrado |
NECESITA UNA CUENTA DE GOOGLE PARA COMENTAR
(sea respetuos@)

anuncio