Encuentra mas

anuncio

06/02/2010

Condena agresión a Diego Tórres corresponsal de Ciudadoriental.com

Por Néstor Arroyo

Las agresiones de que está siendo victima el periódico digital Ciudad 0riental debe ser motivo de gran preocupación por todas las organizaciones, políticas, religiosas, sociedad civil, comercial, en fin por todos los residentes, no de este municipio, sino por toda la provincia de Santo Domingo, es mas, por todo el país.

www.ciudadoriental.org Está al servicio de todas nuestras instituciones, es el medio que tenemos para comunicarnos, para llevar nuestros mensaje, para disentir para informarnos de los que está pasando en nuestra comunidad, a nivel nacional e internacional.

No salir en defensa de los periodistas que cubren las informaciones de ese periódico digital, y que constantemente son agredidos, no solo por sectores del gobierno (Ayuntamiento Santo Domingo Norte), sino por individuos “desconocidos”, nos convierte en cómplice, o sencillamente nuestro silencio le da más poder al nuevo sicariato surgido durante este malvado gobierno.

Que las comunidades de San Luis, El Bonito, Guerra, San Isidro deben de cuidar a Diego Torres? Entendemos que eso es una responsabilidad de todos los sectores, de todos los dominicanos.

Hay delincuentes que respetan las normas dadas en toda parte del mundo, por ejemplo en plena guerra se respeta a la cruz roja, al médico, al herido, a la prensa, al anciano, al niño, a la mujer, claro aparecen sujetos que rompen esas normas.

Si se trata de un secuestro, cuidan al secuestrado, le dan comida, su medicamento y otros “privilegios”.

Los sicarios son mercenarios, esbirros, ladrones, asesinos, ratas, usurpadores, drogadictos, violadores, no sienten amor ni por sus madres.

Fueron individuos de esas calañas, trujillitos e imitadores de los sicarios del gobierno de los 12 años, quienes han asesinados a varios periodistas e inclusive sacerdotes, algunos de ellos se encuentran bajo prisión en nuestras cárceles.

Con su humildad y con un motorcito que le sirve de transporte nuestro periodista Diego Torres cumple su misión de servirle a su comunidad, a su pueblo, rechazando chantaje y con el criterio de que el periodismo no es verdad que sea el 4to. Poder del Estado, sino el 1er. poder del riesgo.

Los periodistas no son exclusivos del medio de donde laboran, son del pueblo, al servicio del pueblo, como lo es Diego Torres. Quisiéramos ver a un Torres cumpliendo su compromiso hasta el final de su vida, hasta que “papá Dios lo mande a buscar”, no a un Diego Torres reconociéndole sus cualidades después de haber sido victima por un mercenario

No hay comentarios.:

Publicar un comentario


_______________________________________
| Comente su opinión sobre el contenido mostrado |
NECESITA UNA CUENTA DE GOOGLE PARA COMENTAR
(sea respetuos@)

anuncio